Bruce Cook, el motocrosista que batió un récord en el deporte que lo dejó discapacitado

Hay quienes dicen: "nunca digas no puedo"; y hay otros que lo cumplen. La diferencia entre decirlo y hacerlo es mucha, y solo muy pocos han estado en esa posición donde la frase se vuelve el único motor de lucha ante los problemas. Uno de ellos es Bruce Cook.

Cook es un reconocido motocrosista canadiense que en el 2014 intentó ser el primero en lograr un doble front flip en una dirt bike. Pero lo que sería una gran hazaña durante uno de los eventos de Nitro Circus, se convirtió en pesadilla cuando falló su maniobra y se fracturó una vértebra (T-11), perjudicando su médula espinal y dejándolo paralítico de la cintura para abajo.

Luego de pasar 66 días en el hospital, y tras agradecer de seguir con vida luego del accidente, Bruce se planteó volver al deporte que lo dejó discapacitado. "Muy pronto salí de cirugía, me planteé volver a la motocicleta", señaló. "Si te caes del caballo, te trepas de nuevo - así es como me criaron".

cook

Y lo hizo. Nueve meses después del accidente volvió a rodar en una motocicleta modificada en el que un arnés lo sujeta al vehículo, aunque esto significa que ante cualquier circunstancia no puede zafarse fácilmente.

A pesar de esta dificultad, Cook cumplió con la meta que se estableció en un principio: lograr un récord en este deporte. Y en octubre del 2015, se convirtió en la primera persona parapléjica en lograr un backflip con una motocicleta.

Su historia quedó plasmada en un documental de 90 minutos producida por la cadena de televisión estadounidense NBC, llamado Never Say Can't: The Bruce Cook Story ('Nunca digas no puedo: La historia de Bruce Cook', en español).

El documental cuenta el viaje de Cook desde el momento del accidente hasta su preparación física y emocional para lograr la maniobra que lo puso en la historia.