Deportistas extremos que han vuelto a la acción tras sufrir graves lesiones

Cuando hablamos de deportes extremos, nos referimos a una variedad de actividades que implican riesgos. Y si hay riesgo, hay mayor probabilidad de que ocurran accidentes.

Estas circunstancias no son más que gajes del oficio y sus ejecutores están conscientes de ello. Y si bien hay quienes nunca más han querido regresar a la acción tras un par de lesiones, otros sí lo han hecho, y con más ganas.

A continuación te presentamos a cinco de estos deportistas que no les ha importado arriesgar su vida por lo que consideran su pasión.

Las peores caídas de 5 deportistas extremos

1. Jake Brown (skateboarding)

Este skateboarder pasó a la historia de los X Games tras sufrir uno de los accidentes más espeluznantes en la Mega Rampa del evento: cayó desde una altura de 15 metros y se golpeó a secas contra el suelo.

Esto le costó a Brown una fractura en la muñeca, otro en una de sus vértebras, contusiones en el hígado y pulmones, ruptura en su bazo, y un fuerte susto.

A pesar de todo, Brown volvió a la mega rampa en el 2009 y en el 2010, ganando en ambas ocasiones las medallas de oro. Y no solo eso: también se convirtió en el primer skateboarder en aterrizar un big air ollie 720 en el 2013.

2. Carey Hart (motocross)

Uno de los riders más influyentes del motocross freestyle sufrió un aparatoso accidente en los X Games 2001 al caer desde una altura de 10 metros y fracturarse tres costillas, el coxis y su pie derecho.

Hart se iba a convertir en el primer rider en la historia de los X Games en aterrizar un backflip en su motocicleta. Lamentablemente no lo logró, y a pesar de que volvió el siguiente año para conseguirlo nuevamente, se llevó la medalla de plata y la condecoración oficial de ser la segunda persona en lograrlo (su rival Mike Metzger le arrebató el título y la presea dorada en ese mismo evento).

Pero la moraleja de la historia es que regresó.

3. Keala Kennelly (surfing)

lesiones

La única mujer en esta lista es una surfista que se caracteriza por surfear olas gigantes. Pero esta pasión le pasó factura en el 2011 luego de golpearse el rostro contra un arrecife durante una sesión de surf en la ola Teahupo'o; la más peligrosa del mundo.

Kennelly recibió 30 puntos para cerrar el ‘hueco’ que tenía en el rostro, y otros 10 en la parte trasera de su cabeza. Y a pesar del accidente, ella regresó a la misma ola en el 2015 y corrió lo que muchos consideran “las olas más peligrosas jamás montadas por una mujer”.

4. Matt Hoffman (BMX)

El famoso rider de BMX y uno de los mejores en la categoría vert ramp sufrió la peor de sus lesiones en 1993. Hoffman construyó un half pipe de seis metros de altura en su patio trasero, y en su intentó por rodarla, cayó y se le reventó el bazo. Hoffman casi pierde la vida.

A pesar de ese percance, y de muchos otros que incluyen un total de 16 operaciones por diversas fracturas, el rider de 44 años sigue rodando. Sólo el año pasado, Hoffman se asoció con el skater Danny Way para romper su antiguo récord personal y se lanzó de un quarter pipe de 9 metros; sin embargo, la sesión terminó con la fractura de su clavícula. Clásica de Hoffman.

5. Tanner Hall (esquí)

En el 2005, el reconocido freeskier Tanner Hall se fracturó ambos tobillos, ambas tibias y se cortó sus dos ligamentos anteriores cruzados tras esquiar en el legendario Chad’s Gap en Utah (Estados Unidos).

Su accidente se hizo viral no solo por el golpe, sino por la reacción de Hall que tras caerse gritó: “¡Mis tobillos están rotos, mis tobillos están rotos!”

A pesar de que los doctores le dijeron que no volvería a esquiar, Hall regresó más fuerte que nunca y ganó tres veces seguidas el Ski Superpipe de los X Games del 2006, 2007 y 2008.