En Sudáfrica, el skateboarding es una oportunidad de vida

Para muchos de nosotros el skate suele ser un hobby, un simple deporte, o profundizando un poco más, un estilo de vida. Sin embargo, para muchos niños en Sudáfrica es mucho más que eso: quizá, su única vía para convertirse en profesionales y alejarse de las malas influencias.

Escondida en Isithumba, la zona más rural de Durban -la tercera ciudad más grande de Sudáfrica- y ubicada entre las colinas del llamado Valley of Thousand Hills, se haya un campamento de skateboarding que lleva funcionando ahí desde el 2011.

Su nombre es Indigo Skate Camp, y su función más allá de ayudar a dar forma a la primera generación de patinadores de la zona, es enseñar a los niños a tener autoestima, salud, seguridad, y de poder disfrutar del arte y la música. Todo ello con el fin de hacer un frente a la desconexión que tienen estos jóvenes con el resto del país.

No te contamos más y mejor te dejamos con el siguiente documental que retrata más a fondo este proyecto de vida.